Burnout

by TOP Companies

Publicado en: Julio 2017

Artículos

La lengua inglesa nos ha provisto de un término que define todo un conjunto de síntomas que cada vez es más común en el mundo empresarial: burnout, que puede traducirse como “agotamiento laboral”.

Este trastorno fue identificado desde finales de los años sesenta, pero ahora alcanza niveles alarmantes por la competitividad y rendimiento que se exige en las organizaciones, las largas jornadas de trabajo y el estrés que en exceso terminan por debilitar la resistencia física y mental.

Un colaborador que padece de agotamiento laboral se tornará enfermizo, irritable, poco accesible a cambios o requerimientos, intolerante en la convivencia y poco dispuesto a expresar sus emociones o ideas de forma asertiva. En su interior, ese colaborador siente que sus aportaciones carecen de importancia, que sus esfuerzos siempre son insuficientes, no son reconocidos y no están a la altura de las expectativas, además existe un desgaste orgánico que merma su energía y su capacidad para enfrentar los desafíos cotidianos.

Las empresas deben prestar especial atención a este fenómeno pues afecta el rendimiento laboral y las relaciones con los clientes internos y externos. Sin embargo, no olvidemos que nos referimos a personas y que son más importantes que cualquier reporte de resultados. ¿Qué le ocurre a ese colaborador? ¿Puedo ofrecerle un entorno más saludable y propicio para su desarrollo? Estas preguntas revelan un interés que trasciende el ámbito de trabajo y se enfoca en el bienestar integral del colaborador, prioritario para toda organización que aspire al éxito.

Las organizaciones pueden implementar estrategias para combatir el agotamiento laboral, como la promoción de actividades deportivas, la alimentación sana, la convivencia informal y el esparcimiento en familia, además de delimitar los roles de cada colaborador.