Una empresa vanguardista no debe mantenerse al margen del avance tecnológico. La tecnología nos ha acercado y hace mucho más eficiente la operación diaria, brindando acceso instantáneo a la información para que tomemos decisiones oportunas. Estamos inmersos en ella y al forma parte de esas plataformas nos permiten aprovechar al máximo las numerosas ventajas que ofrecen.

Sin embargo, como líderes debemos tener presente la importancia del contacto humano directo, aquel que nos permite conocernos como individuos y compartir nuestro contenido emocional. La influencia más poderosa que ejercemos en nuestros colaboradores es la que ellos pueden percibir a través de sus cinco sentidos, porque entonces se convierte en una experiencia de aprendizaje y compromiso que es vivencial y también mutua, que hasta el momento es imposible de replicar a través de los dispositivos electrónicos.

Si bien es cierto que la tecnología ha evolucionado a niveles que hace algunos años eran impensables, todavía no reemplaza a la atmósfera nutritiva que se establece entre las personas en contacto directo, sin importar cuántas sean o el entorno donde este singular fenómeno ocurra. La propuesta de TOP Companies es que procuremos estos espacios tanto como sea posible, que los fomentemos y que no deleguemos en los medios electrónicos la fundamental tarea de comunicarnos.

Al comunicar, exponemos lo que somos y también recibimos lo que los otros son en un momento y un lugar determinados. Hacemos del común conocimiento lo que pensamos, sentimos, proponemos y valoramos. Esa veta de información todavía está fuera del alcance de la tecnología porque en ella la expresividad, la emotividad y la espontaneidad están limitadas. Un líder requiere esos recursos para generar compromiso, lealtad y cohesión en su equipo de trabajo.

La tecnología es una herramienta muy valiosa y cada vez más indispensable en todos los ámbitos, el empresarial en particular. No obstante, el instrumento por excelencia del líder ideal es su misma persona, es comunicar, conectar, retroalimentar, interactuar, crear vínculo y orientar hacia un objetivo.

La tecnología no sustituye a la comunicación: la complementa, la afianza y la magnifica gracias a su alcance y a su inmediatez. Es responsabilidad del líder hacer uso de ella conforme a su mejor criterio, sin por ello renunciar a la riqueza que brinda la comunicación y la conexión emocional con los cinco sentidos dispuestos a dar y a recibir.

by TOP Companies

Artículos

La evolución tecnológica en las organizaciones

Publicado en: Octubre 2017