by Laila Chartuni

Maestra en Comunicación Organizacional

TOP Companies

Existen tantos modelos de liderazgo como grupos sociales y, en el tema que nos interesa, empresas. Incluso podría decir que cada organización adopta una personalidad singular que depende del tipo de líder que tiene.

Como en todo lo que se refiere a cuestiones humanas, numerosos factores intervienen en la conformación de un líder. Además de su historia individual, sus experiencias y sus intereses, cada líder tiene un estilo propio para afrontar sus responsabilidades y para relacionarse con las personas que a su lado sumaran sus esfuerzos para que todos logren sus objetivos.

Aunque no existe un modelo de liderazgo perfecto que pueda universalizarse en todos los ambientes y circunstancias, el líder ideal es aquel que se compromete con la organización, sus estrategias y su sistema cultural, a su vez, genera compromiso con su equipo. Para ello cuenta con el valioso recurso de la comunicación, fomentando la iniciativa,  la motivación y la participación se su equipo.

Un líder comprometido se involucra en la labor grupal con una meta específica en mente, pero también lo hace con cada colaborador para cerciorarse de que cuenta con las personas correctas en el lugar correcto, y en el momento ideal, motivándolos a ser cada día su mejor versión.

La relación entre un líder y un equipo de trabajo es recíproca e interdependiente: uno no existe sin el otro. El éxito de uno depende del éxito del otro y lo inverso también es cierto. Quizás hoy sea un buen momento para preguntarte ¿qué tipo de líder eres?

Artículos

Publicado en: Abril 2017

¿El líder perfecto?