Los líderes de la actualidad nos enfrentamos al desafío de desarrollar una visión que abarque cada vez más aspectos de nuestra organización, con el fin de estar preparados para los nuevos esquemas laborales que el futuro próximo nos planteará y a los cuales debemos responder con eficiencia.

Tenemos que mantenernos al día con las tendencias de los mercados que nos interesan, las preferencias del consumidor, la imagen que proyecta la empresa hacia el exterior y lo que hemos de realizar para ocupar el sitio hacia el cual nos proyectamos en el medio donde desarrollamos nuestras actividades profesionales, que gravita cada vez con mayor rapidez hacia la globalidad.

Hemos insistido mucho en la importancia de hacernos presentes con nuestro equipo, para vivir de primera mano su experiencia laboral y que nuestro mensaje sea percibido por los colaboradores con todos los sentidos abiertos. De esta manera, la comunicación fluye tanto a nivel grupal como personal y en todas las direcciones. Solo de esta manera es posible dirigir nuestros esfuerzos hacia los resultados que nos hemos planeado.

Conocer la personalidad de cada colaborador como la del equipo nos permite saber cuáles son sus alcances, la mejor manera de motivarlo, cómo potenciar sus fortalezas, cómo afianzar su compromiso y cómo obtener de él su más alta riqueza, aquella que fungirá como vehículo hacia el éxito.

Los departamentos de Recursos Humanos ya no pueden limitarse al reclutamiento, selección de personal y la administración de una nómina. Su responsabilidad se ha extendido a proveer a las compañías del personal idóneo y también a proporcionar a ese personal el ambiente más propicio para su desarrollo, con el fin de que ambas partes obtengan el mayor provecho posible de una relación mutuamente nutritiva.

Hoy contamos con instrumentos de medición que nos facilitan la elaboración de diagnósticos certeros sobre nuestro desempeño y el de nuestros equipos de trabajo. Lo esencial es detectar las áreas de oportunidad y atenderlas cuanto antes desde una perspectiva proactiva y fundamentada. Esto aportará variedad, reto y hará que nuestro trabajo siempre valga la pena.

Publicado en: Marzo 2018

by TOP Companies

Artículos

El liderazgo en las organizaciones del futuro