by TOP Companies

Publicado en: Abril 2020

Artículos

A casi 4 meses de haber comenzado una crisis sanitaria en China debido al virus llamado COVID-19, nos enfrentamos a un futuro que deja muchas dudas. La incertidumbre en todos los hogares del planeta se está convirtiendo en nuestra compañera del día a día.

La falta de certeza es algo que paraliza al ser humano, pero si lo analizamos de manera fría, nos daremos cuenta que la mayoría de los eventos que tenemos en la vida cotidiana se manejan así, sin una “seguridad” garantizada. La vida es un continuo reto, pero depende de nosotros el dar el siguiente paso para salir adelante, recuerda que tienes el potencial para hacerlo y que ante eventos críticos han surgido grandes maravillas.

La pregunta es ¿existe alguna manera de disipar la incertidumbre? Aquí te daremos algunas recomendaciones que, si bien, no la eliminarán, al menos permitirán sobrellevarla de la mejor forma posible.

1.- TRATA DE VIVIR EN EL PRESENTE

Es muy recomendable la planeación y organización de los eventos que podrían ocurrir en el futuro, pero lo que es inadecuado es obsesionarte con querer controlar todos los factores que intervienen en él, porque hay que tener algo muy claro, ¡NO PUEDES CONTROLARLO TODO!, intentarlo deriva en la terrible ansiedad. Hay que entender que la vida hay que vivirla en el hoy y el ahora, pues el ayer ya no se puede recuperar y el mañana no tiene garantía de suceder.

2.- TRABAJA EN LO QUE PUEDES CONTROLAR
Como hemos dicho, no puedes controlarlo todo, entonces enfócate en lo que sí puedes controlar y esfuérzate para realizarlo de la mejor manera posible. Intenta mantener el foco sobre todo aquello que esté en tus manos y lo que no lo esté libéralo. Eso te mantendrá más tranquilo y, el saber que lo que está en tus manos lo harás bien, te dará mucha mayor confianza.

3.- APROVECHA LOS CAMBIOS
Los cambios repentinos no son siempre bienvenidos, aquellos que nos sacan de nuestra zona de confort resultan muy poco valorados en un principio, pero, por lo regular, al verlos en perspectiva, resultan mucho más benéficos de lo que imaginábamos en un principio. Visualiza esos cambios que ahora te generan incertidumbre desde ese ángulo, no con miedo, sino con la curiosidad de las cosas positivas que te pudieran traer.

4.- TRANQUILÍZATE
Emplea un tiempo para hacer actividades que te permitan olvidar un poco el estrés y te relajen. Lo recomendable son actividades deportivas en casa, yoga, meditación, alguna actividad artística, manualidades, etc.

5.- CONFÍA EN TUS CAPACIDADES
Los cambios han formado parte de nuestra existencia desde la infancia, y a lo largo de toda nuestra vida hemos aprendido a adaptarnos a ellos, por lo tanto, en estos cambios que vendrán y que generan incertidumbre, también seremos capaces de salir adelante. Confía en que eres lo suficientemente preparado para lograrlo, recuerda que ya lo has hecho previamente.

6.- PLANIFICA LOS DISTINTOS ESCENARIOS
Es evidente que, en tu afán de querer controlarlo todo, la incertidumbre te ha generado ansiedad, pues no tienes todo el control de lo que viene delante, entonces, para disminuirla intenta imaginar todos los posibles escenarios que enfrentarás ante los cambios y planificar cómo actuarías ante cada uno de ellos, eso te dará herramientas en caso de que sucedan, pero principalmente, reducirán tu estrés ante las situaciones incontrolables.

La incertidumbre y los cambios son parte de la vida, hay que aprender que no todo se puede tener en nuestras manos y que aquellos eventos que salen del control tenemos que dejarlos fluir y fluir con ellos. Esto te dará mejor manejo de tu vida, al eliminar el estrés y darte la tranquilidad de que, aquello que logras mantener bajo tu control, estará hecho de la mejor forma posible

Cómo vivir con la incertidumbre