by TOP Companies

Infografía

Publicado en: Abril 2020

Cinco hábitos que te ayudarán a cumplir tus propósitos

El inicio de año, por tratarse de un nuevo ciclo, nos invita a reflexionar, replantear situaciones y trazarnos metas. Con mucha energía, optimismo y un listado de propósitos personales y profesionales damos banderazo a nuevos retos que, con ilusión, esperamos cumplir.

La cuestión es que en el transcurso del año nos enfrentamos a dificultades que nos alejan poco a poco de nuestros objetivos iniciales y así, sin más, comenzamos a frustrarnos, a estresarnos y a dejar de esforzarnos por aquello que tanto anhelábamos.

¿Qué podemos hacer para que esto no suceda? Expertos coinciden en que debemos crear hábitos saludables, que nos ayudan a alcanzar los objetivos, ya que generan en la mente la claridad necesaria para tomar decisiones correctas.

Estos son cinco hábitos que te ayudarán a no abandonar tus propósitos:

  • Meditar

Poner en práctica la meditación o mantenerte en silencio por unos minutos al despertar, sin tomar de inmediato tu celular, te ayudará a calmar la mente, a mantenerla en paz y a reducir la ansiedad. Esto te permitirá iniciar el día relajado y con energía.


  • Limpiar

Mantener limpio tu hogar y espacio de trabajo es fundamental. Parece mentira pero estar en un espacio desorganizado o entre un cúmulo de cosas que no utilizas genera estancamiento, no permites que la energía fluya, así que pon manos a la obra y opta por sacar aquello que no ocupas.

  • Descansar

El descanso es vital, dormir profundamente te permite tomar mejores decisiones. ¡No desestimes este punto! Invierte en tu descanso, de ser posible, elige un buen colchón, sabanas y fundas de materiales que no sean sintéticos; no escatimes en estos detalles, porque harán la diferencia en tu rendimiento.


  • Mejora tus hábitos de salud

Tal vez parece eslogan, pero es cierto, la salud siempre es primero. Ocúpate en mantener una dieta balanceada y ponte en movimiento; una vida sedentaria y con mala alimentación solo te generará problemas de salud que repercutirán en tu rendimiento y ánimo para llevar a cabo tus proyectos.


  • No te quejes

¡Si algo no te gusta, cámbialo! No te ahogues en quejas, mejor intenta ver el lado positivo a las situaciones complejas y sé proactivo; intenta resolver los problemas en vez de hundirte en ellos.