by TOP Companies

En la vida nos enfrentamos de manera cotidiana a diversos conflictos. Aunque algunos de ellos nos pueden generar dolores de cabeza y quisiéramos olvidarlos, lo cierto es que todos nos dejan aprendizaje y enriquecen nuestro desarrollo, tanto personal como laboral.

Debe quedar claro que el conflicto en sí no es “malo”, es una gran oportunidad para  conocer puntos de vista distintos al nuestro, intercambiar ideas y resolver de manera abierta las diferencias. No implica que haya un perdedor y un ganador, sino debe entenderse como un proceso de entendimiento, aprendizaje, negociación y una solución satisfactoria para todos los implicados.

En el ámbito laboral, los resultados que genera un equipo de colaboradores dependerán, en gran parte, de la forma en la que sus integrantes manejan el conflicto. De no ser así puede repercutir de manera negativa en su motivación y productividad.

Por ello te compartimos las siguientes acciones que te servirán para enfrentar con éxito un conflicto y convertirlo en una oportunidad de crecimiento:

  • Dejar de lado los intereses personales
  • Ser empáticos
  • Escuchar al otro
  • Ser claros y directos, pero de manera respetuosa
  • Plantear diversas alternativas
  • Buscar una solución para ambas partes

Publicado en: Abril 2020

Conflicto, una oportunidad para aprender

Infografía