Aunado a las recomendaciones de higiene, evitar el contacto y procurar el aislamiento para prevenir la propagación del Covid-19, la Secretaría de Salud de nuestro país ha emprendido otra cruzada de manera paralela, el cuidado de la salud mental.

La razón es que una situación como la actual afecta las emociones y el estado de ánimo de muchos de nosotros, pues nos resulta abrumadora, estresante y rebasa nuestros límites.

No saber sobrellevar la presión puede afectar nuestra conducta y  dar paso a sentimientos como miedo, angustia, ansiedad, desánimo, depresión, intolerancia, enojo, agresividad, hiperactividad, pérdida de energía, agotamiento, entre otros.

Presentar en un momento dado alguna de las reacciones anteriores es normal en una emergencia como la que estamos enfrentando, pero la buena noticia es que hay métodos sencillos que nos ayudan a solucionarlo, sin salir de casa, como:

  • Técnicas de autocuidado. Son aquellas prácticas cotidianas que realiza una persona, familia o grupo social para cuidar de su salud.


  • Manejo del estrés​. Son las habilidades que desarrollamos para controlar nuestras reacciones frente a las situaciones que generan estrés.


  • Técnicas de relajación. Son los método, procedimientos o actividades que ayudan a reducir la tensión física y mental.


  • Higiene del sueño. Es el control de factores conductuales y ambientales que pueden interferir para tener un sueño de calidad y reparador.


  • Distracción de la mente. Mantener el interés en diversos temas, combinar actividades y no perder contacto con los seres queridos ayudan a tener una mente clara y sana.

Infografía

Publicado en: Abril 2020

Crisis de salud puede afectar la conducta, ¿qué hacer?

by TOP Companies