Publicado en: Abril 2020

Ser líder implica, en condiciones normales, encarar retos, y en una crisis como la sanitaria que estamos enfrentando, le exige esfuerzos y compromisos mayores para perfeccionar aún más sus habilidades, competencias y hasta sus actitudes.

Tal vez sientas que tu capacidad para dirigir a tus colaboradores se ha visto mermada en estos momentos; quizás has dudado de si los estás orientando o guiando de la mejor manera, o incluso te has cuestionado si estás teniendo la suficiente empatía con ellos.

Estas preguntas son, hasta cierto punto, normales; sin embargo, si has hecho tu parte del trato como líder, sentando bases sólidas de management desde antes de que surgiera la pandemia, es seguro que tus colaboradores te están siguiendo y se corresponsabilizan… aún a la distancia.

Y si crees que no es del todo así, recuerda que el liderazgo es un potencial, y como tal se puede desarrollar, sin importar las circunstancias en las que te encuentres. Por eso, aquí te compartimos estas cuatro habilidades que te pueden ayudar a fortalecer tu estrategia de liderazgo:

Adáptate al entorno
Ten claro cuál es el entorno, no solo exterior, sino también al interior -cómo ha estado operando tu organización durante estas semanas de confinamiento-. No hay certeza alguna, ni modelo que solucione a lo que se están enfrentando, así que con ese conocimiento previo podrás irte adaptando.

Fortalece la comunicación
Clara, concisa, honesta y congruente. Así debe ser la comunicación que te ayudará a mantener cercanía con tu equipo y brindarles la certeza y seguridad, así como la motivación y fortaleza emocional que requieren en estos momentos.

Mantén una actitud positiva
Es mucho más que ser positivo; significa tener conciencia de la situación, tomar posición frente a ella y transformarla en actos positivos, pero además con una actitud proactiva y entusiasta. Si tu equipo tiene ese punto de referencia, es más probable que sean propositivos.

Implementa, revisa y ajusta
Ensayo y error es lo que ha marcado la gestión del talento en muchas organizaciones. Así que tener una posición rígida e intransigente no te será nada útil; por el contrario lo que demanda de ti como líder es flexibilidad, que sepas escuchar, aceptar ideas diferentes y, si es necesario, realizar los ajustes necesarios.

Habilidades útiles para el líder en tiempos de crisis

by TOP Companies

Infografía