by TOP Companies

¿Cómo mejorar el ambiente laboral?

Durante este año cuántas veces te has quejado de tu jefe, de tus compañeros o de la misma empresa. Haz memoria, un pequeño ejercicio de reflexión, y reconoce si cabe la posibilidad de que tú también estés contribuyendo a generar un mal clima laboral.

Al interior de las organizaciones es natural que existan diferentes puntos de vista y opiniones; es sano pues contribuye a enriquecer la visión del negocio, a mejorar la forma de trabajar y solucionar problemas.

Lo que ya no es sano es cuando esas diferencias se convierten en malestar, en enfado y en tensas relaciones que no permiten el entendimiento, limitan el desempeño, obstaculizan los procesos o, peor aún, genera conflictos personales que rebasan el plano laboral.

Es importante que todos aprendamos a reconocer, con honestidad, cuáles son las causas por las que se están generando esas diferencias. Y una vez identificadas debemos poner en marcha un plan que nos ayude a mejorar la relación, ya que un equipo en conflicto solo generará problemas.

Aquí te damos algunas recomendaciones para limar asperezas y que todo fluya mejor en esa difícil relación laboral:

  • Recuerda que para generar cualquier cambio es primordial iniciar por uno mismo; de nada te servirá quejarte de todos y tú seguir bajo la misma postura.
  • Como dicen por ahí: “Lo cortés no quita lo valiente”. Qué tal iniciar el día laboral con los ¡buenos días!; parece mentira, pero una sonrisa y un saludo pueden hacer la diferencia.
  • Abre tu mente e intenta ser más analítico y menos emocional. Tal vez no te estás permitiendo aceptar recomendaciones u otras opiniones; que disten de las tuyas no quiere decir que estén mal.
  • No te enfrasques intentando cambiar a los demás. Trabajar en ti mismo; infórmate, lee, práctica algo que te guste y enriquezca el alma, de esta manera estarás más tranquilo y sentirás bienestar personal.
  • Sé más proactivo. Que tus compañeros y jefes vean que te interesa sacar adelante los proyectos y que, además, estás con toda la actitud positiva; verás que también ellos se contagiarán de tu ánimo.
  • Ante todo, sé respetuoso. Ni la frustración ni el enojo deben sobrepasar la línea del respeto; cuando te sientas así date unos minutos, sal a tomar aire y tranquilízate antes de volver.

Publicado en: Marzo 2020

Infografía