Mucha gente reconoce que una de las cualidades con la que no cuenta y le gustaría tener, en el plano personal y profesional, es ser organizada. Sin importar la actividad que desempeñen, las personas que siguen un sistema estructurado y organizado logran ventajas considerables sobre quienes no lo tienen.La buena noticia es que no se nace con éste hábito, sino que se hace.

Ser organizado es una habilidad que se puede aprender y perfeccionar para incrementar la productividad, para ser más eficaces y eficientes. Sin embargo, va más allá de hacer anotaciones en papelitos, llevar una agenda, tener un archivo u optimizar el tiempo.

Entonces, ¿qué significa ser organizado? Que eres capaz de ordenar tus cosas para que tengas acceso a todo los que necesitas de manera rápida y precisa, con el mínimo esfuerzo. Tener el control; sobre tu agenda, correo electrónico, teléfono, tiempo y tareas, para cumplir con los objetivos diarios y a futuro que te estableces.

Así que pon manos a la obra y sigue las siguientes prácticas que te permitirán hacer progresos sustanciales en tu organización diaria:

  • Establece objetivos, si son por escrito mucho mejor.
  • Planifica tu día, la semana, el mes, el trimestre, en la medida de tus posibilidades.
  • Prioriza tus tareas y enfócate en las más importantes.
  • Sigue tu lista de pendientes y no dejes nada sin hacer.
  • Opta por soluciones simples.
  • Controla cómo distribuyes tu tiempo; programa alarmas y recordatorios.
  • Pon las cosas en su lugar y mantén limpia tu área de trabajo.
  • Ten a tu alcance las cosas esenciales para tu actividad.
  • Sé proactivo, mantente alerta y procura preveer cambios de última hora.
  • Realiza un seguimiento de tus avances en organización. 


 

¿Cómo puedes ser más organizado?

Infografía

Publicado en: Marzo 2020

by TOP Companies