El mundo del trabajo se ve profundamente afectado por la pandemia mundial del COVID - 19. Además de ser una amenaza para la salud pública, las perturbaciones a nivel económico y social ponen en peligro los medios de vida a largo plazo y el bienestar de millones de personas. Muchos de nosotros tenemos la fortuna de seguir recibiendo un ingreso ante esta situación de crisis mundial que se avecina, por eso estamos comprometidos en cómo ayudarte a cuidar tu ingreso y la pregunta es, ¿cómo cuidarlo?
Aquí te proponemos 5 consejos para proteger tus finanzas. 


1.-Compra con normalidad.

No compres de más. Planea tus compras de la despensa, crea una lista donde tengas claro qué es lo que necesitas para tu alimentación e insumos del hogar.Recuerda que si estás trabajando desde casa y tus hijos están también se puede consumir más, pero no por eso debes caer en la desesperación de las compras de pánico.


Si acaparas productos en enormes cantidades, probablemente estés dejando a otras personas sin artículos de primera necesidad, como adultos mayores con dificultades de desplazamiento que no lo están pasando bien.


Y como estamos hablando de cuidar el dinero, si te alcanzó la fiebre de las compras de pánico, pregúntate si realmente necesitas lo que estás acaparando.Lleva tus cuentas y trata de no pagar o abusar con las tarjetas de crédito. Por eso es mejor tener cuidado con usar demasiado la tarjeta, porque hay incertidumbre sobre cuántas personas pueden terminar perdiendo el empleo debido a esta crisis.


 2.-No dejes de ahorrar ni pagar tus deudas.

Aunque los tiempos parecen ser diferentes por la crisis de salud, no rompas con tus costumbres de ahorro. Aunque se desconoce con exactitud cuánto durará la situación de emergencia, debes ir preparando un apartado para que tú y tu familia no sufran carencias.


Otro punto importante es que no dejes de pagar tus deudas y créditos, es decir no te atrases en tus pagos para que más adelante no te quedes en números rojos.


3. Home Office: el mejor momento para ahorrar
Si estás recibiendo tu salario y tu nivel de gastos bajó porque trabajas desde la casa, este es el mejor momento para ahorrar. Probablemente no estás gastando dinero en transporte, en restaurantes, salidas a cines, espectáculos y eventos deportivos, no lo pienses, este es el momento, “AHORRA”.


Aunque se trata de una especie de "ahorro obligado" en el caso de quienes se quedan en casa, hay muchas personas que han aumentado su consumo online. Por lo que se debe de tener cuidado, ya que, si bien es cierto, se tienen ratos de ocio que estos orillan a realizar compras en línea, pregúntate en el momento que quieras dar click en “finalizar compra” y valora realmente si es algo que necesites en este momento.


4.- Revisa tu seguro o servicio médico
Si cuentas con algún tipo de seguro médico debes revisarlo para que en caso de una emergencia sepas bien qué te cubre y no tengas gastos innecesarios. Estos contratos comerciales no solo varían de país en país, si no también según el plan de salud especifico.


Si cuentas con seguridad social, identifica las clínicas cercanas y a dónde debes acudir en caso de que tengas algún inconveniente médico.


5.- Si no lo ves, no lo extrañas.
Lo que quiero explicar con este punto es, ahorra e invierte un porcentaje (del 5% al 10%) de tus ingresos brutos anuales. Esto puede ser más difícil de lo que parece. Diseña un presupuesto solido que te permita monitorear sus gatos y poder planear como vas a empezar a ahorrar.


De esta forma, una vez controlados tus gastos puedes destinar un monto mensual a tu cuenta de ahorros. En algunos casos, comenzar a ahorrar regularmente pasa por transferir automáticamente una parte de tu sueldo a una cuenta de ahorros o fondo mutuo.

Publicado en: Marzo 2020

by TOP Companies

Infografía

5 Consejos para proteger tus finanzas