Si has sentido angustia, ansiedad, nerviosismo, miedo, pánico, cansancio extremo, desánimo o dolores de cabeza constantes, es probable que seas víctima del estrés laboral y debes atenderlo cuanto antes.

Ya dábamos cuenta en otro artículo que el estrés laboral puede significar un auténtico problema no solo para los colaboradores sino también para las organizaciones. Y en ese sentido es que deben tomar acciones que les ayuden a contrarrestar esta llamada enfermedad del siglo XXI.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que mantener nuestra salud mental y física no es una obligación que le corresponde solo al empleador.

Una buena gestión por parte de la empresa y una organización adecuada del trabajo son una forma de prevenir el estrés. Tú, como colaborador, eres responsable de tu bienestar; por ello te recomendamos implementar un programa propio que te ayude a liberar el estrés.

Puedes empezar por poner en práctica las siguientes acciones:

  • Cuida tu estado físico, evita la vida sedentaria.
  • Trabaja con la frustración a través de un cambio de pensamiento.
  • Tómate unos minutos para recapitular lo “bueno” y “malo” del día; seguro te darás cuenta que no todo es “malo”, como parece.
  • ¡Medita! Las técnicas de respiración te ayudarán a relajarte.
  • Sé más agradecido; incluso escribirlo puede crear una mejor perspectiva de tu vida.
  • Gestiona mejor tu tiempo entre el trabajo y tu vida personal.
  • Mantén ritmos de sueño constante.
  • Cuida tu alimentación. Evita las grasas y el alcohol.  
  • Planifica tus tareas con anticipación.
  • Si sufres estrés, habla con tu jefe y con el área de Recursos Humanos; ambos deben estar informados y pueden ayudarte.

Infografía

Diez estrategias para disminuir el estrés laboral

Publicado en: Marzo 2020

by TOP Companies