Infografía

¿Cómo sacarle provecho al home office?

Publicado en: Marzo 2020

by TOP Companies

Home office, anglicismo que utilizamos cuando hablamos de trabajar desde casa, es un tema tabú para muchas organizaciones en México porque sienten, básicamente, que perderán el control de sus colaboradores.

Sin embargo, en otras empresas el home office es un gran aliado, ya que bien manejado -con las reglas claras y los alcances definidos- brinda beneficios diversos. Para los colaboradores representa una mejora en su calidad de vida; por ejemplo, evitar traslados a la oficina o no hacerlos en horas pico, lo que significa un alivio considerable, sobre todo para quienes viven en la ciudad.

Para las empresas, por su parte, la reducción considerable en el estrés de sus colaboradores se refleja en un mejor rendimiento laboral, aumento de productividad, mayor compromiso con la organización y disminución de ausentismo, sin mencionar los ahorros económicos que el home office les puede significar en gastos de suministros, operación y mantenimiento.

Cabe hacer tres consideraciones importantes:

  1. El home office no es para todas las personas; hay quienes prefieren asistir todos los días a su lugar de trabajo.
  2. Tampoco es para todos los puestos; antes de tomar una decisión, debe analizarse a fondo que posiciones no requieren la presencia del colaborador en qué días y en qué horarios.
  3. No significa ausencia total, porque a pesar de ser un modelo flexible, no exime de ir a la oficina con frecuencia, cumplir con las obligaciones y alcanzar los objetivos establecidos.​


¿Qué se necesita entonces para que el home office sea eficiente?

  • Tener compromiso con la empresa y con uno mismo.
  • Contar con un espacio libre de distracciones.
  • Lograr una adecuada autogestión del tiempo.
  • Establecer horarios solo para cuestiones laborales.
  • Ser muy organizado.
  • Plantearse metas en equipo y personales.
  • Crear y compartir reportes.
  • Evaluar logros -de forma personal y de los jefes-.
  • Hacer una perfecta separación de lo personal y lo laboral.
  • Seguir pautas y procedimientos de control.
  • Mantener una clara y constante comunicación con el jefe y equipo.