Infografía

Comenzar la búsqueda del primer empleo es una de las principales preocupaciones de muchos jóvenes, que ven complicado el salto del mundo académico al laboral, o por lo menos sienten que es un paso incierto.

Las dudas y el nerviosismo son normales cuando salimos a pedir trabajo -como todo aquello que hacemos por primera vez-, pero piensa en que todos comenzamos más o menos de la misma manera.

Si recién egresaste de la escuela sabes que tienes el conocimiento y las ganas por demostrar que puedes tener un buen desempeño laboral, sin embargo necesitas una oportunidad. Así que aquí te compartimos algunas acciones que te permitirán ser atractivo ante los reclutadores y que te sea menos difícil conseguir ese primer empleo que tanto deseas:

  • Conoce mejor el mercado laboral

Antes de iniciar con la búsqueda, conoce un poco más de cómo se encuentra la oferta y la demanda de trabajo en los diferentes ámbitos que abarca tu carrera o especialidad. Es importante que consideres varias opciones y amplíes tu espectro laboral.

  • Resalta tus cualidades personales

Recuerda que no tienes experiencia laboral, así que tu mejor carta de presentación eres tú mismo, tus habilidades y cualidades personales. Haz una reflexión de aquellas características que te hacen sobresalir, destácalas en tu currículum y compárteselas al entrevistador.

  • Conoce las competencias que solicitan

Parece mentira, pero muchos se apresuran a enviar currículum a cuanta vacante encuentran, sin saber si cumplen con las habilidades o conocimientos que requiere el puesto. Aplica a aquellas de las que realmente tienes el perfil; te evitará rechazos, que pueden minar tu ánimo.

  • Prepárate para las entrevistas

Pide a tus padres y amigos te realicen algunas preguntas, como si estuvieras en una entrevista; esto te ayudará a identificar muletillas y errores, así como disminuir los nervios. También te ayudará conocer sobre la empresa en la que te entrevistarán, eso demuestra interés.

  • Apóyate en tus conocidos

Si bien existen bolsas de trabajo y empresas intermediarias que te facilitan la conexión con las organizaciones que ofertan vacantes, muchas veces las oportunidades se dan a través de conocidos. Recurre a ellos y seguramente cuando se enteren de alguna opción te avisarán.

  • No descuides ningún detalle

Si bien la apariencia no demuestra si una persona será óptima para un puesto de trabajo, es la primera impresión que le das al reclutador y puede influir en su decisión. El aseo personal es fundamental, así como llegar puntual y ser cordial durante todo el proceso de selección.

  • Ten confianza y no te desanimes

Muéstrate seguro en todo momento, con un firme saludo, un tono de voz adecuado y mira a los ojos de quienes te entrevisten. Y si por alguna razón no te quedas con ese trabajo, no te desanimes, ni te des por vencid@; recuerda que no todos los que aplican pueden quedarse.

Sé persistente, trata de identificar tus errores, esfuérzate por corregirlos y mejora tus estrategias en cada proceso de selección al que te enfrentes. No olvides que la oportunidad puede llegar en cualquier momento.

Cómo mejorar la relación líder - colaborador

Publicado en: Marzo 2020

by TOP Companies